El Día Nacional de la Biblia tienes su origen en San Pedro de Macorís

Ezard James
San Pedro de Macorís


La República Dominicana es el único país en tener un Día Nacional de la Biblia, instaurado cada 27 de septiembre, mediante la Ley 208-84.

El reverendo Álvaro Vicioso Santil, quien fuera pastor de la primera iglesia Evangélica Dominicana en San Pedro de Macorís, por los años 80, había desempeñado la función de encargado de la sede de la Sociedad Bíblica Dominicana, por espacio de 21 años, y a quien le surgió  la idea de que se legislara para que cada 27 de septiembre se celebrara el Día Nacional de la Biblia.

El reverendo Vicioso Santil, a raíz de esta iniciativa visita varias veces el Congreso para que fuese aprobado como proyecto de ley,  pero no lo ejecutaban.

En el Congreso, San Pedro de Macorís tenía un diputado que precisamente es miembro de La Primera Iglesia Evangélica Dominicana,  el Señor David Escotto Veloz, y el reverendo Santil le presentó la idea del proyecto de ley el cual lo apoyó  y presentó en una sesión.

El señor Escotto Veloz presentó la moción, la cual fue aprobada sin ninguna objeción, y todos los legisladores se pusieron de pie para aprobar el proyecto de ley, el cual establece que el 27 de septiembre se celebre el Día Nacional de la Biblia, siendo la República Dominicana el único país en el mundo que ha legislado en torno a esto.

El reverendo Álvaro Vicioso Santil también fue el fundador del Colegio Evangélico Limardo que funciona en la explanada de La Primera Iglesia Evangélica Dominicana.

El señor  David Escotto Veloz ha desempeñado varias funciones públicas en esta ciudad, tales como regidor, también fue síndico y  diputado. En este último cargo presentó varios proyectos de ley, los cuales fueron todos aprobados en el Congreso.

El Día Nacional de la Biblia tiene su origen en San Pedro de Macorís, el cual surge de dos miembros de la Primera Iglesia Evangélica Dominicana y hoy se celebra en todo el país. Gracias a ellos les debemos ese día tan importante.

 

58e38b08204d556bbd97b15a.png

 El joven cristiano y la amistad con inconversos

 

El cristiano, y especialmente el joven, esta siendo atacado constantemente por Satanás, a través de las tentaciones. Estas son muchas y muy variadas y que las catalogamos como “malas influencias”. Esto quiere decir que son cosas que influyen en el joven para hacerlo caer. En esta ocasión queremos hablar de las amistades poco convenientes con inconversos.

 

AMISTADES MUNDANAS.

Cuando hablamos de amistades mundanas, nos referimos a todas aquellas amistades que podemos llegar a tener y que no son cristianos, que no compartimos la misma fe, que somos diferentes en nuestra manera de creer y de actuar. Y con los cuales no podemos tener ninguna clase de amistad, 2 Corintios 6:14-18… 

 

Muchas veces hemos creído que esta escritura se refiere solamente al matrimonio. Que es malo que nos unamos en yugo desigual con los incrédulos, que no se deben casar los cristianos con los paganos, etc., etc. Y estamos de acuerdo con esa interpretación, pero aunque se refiere al matrimonio por supuesto, también incluye cualquier amistad, compañerismo o relación intima que nosotros podamos tener con alguna persona. 

 

Estos versículos nos llaman a una separación, dice “Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor”. Nos dice que no podemos tener comunión, amistad, compañerismo con ellos, así como la luz no tiene comunión con las tinieblas, o la justicia con la injusticia, o Cristo con los ídolos, o el creyente con el incrédulo.

 

Ahora, ¿A que nos referimos cuando decimos amistad, o ser amigo? ¿Que es tener un amigo o ser un amigo? Un amigo es alguien en quien confías, a quien le abres el corazón y le pides consejos. Es alguien con quien convives y hacen cosas juntos. Salomón dice “El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo”. Esto quiere decir que si tienes amigos vas a hacer las cosas que hacen ellos, vas a andar con ellos, vas a hablar como ellos, vas a actuar como ellos, etc., etc. Esto es ser amigo y tener amigos.

 

 

Y es aquí donde debemos saber como escoger a los amigos. Y nosotros como cristianos no podemos tener amigos del mundo. Una cosa es tener compañeros de trabajo, de escuela, vecinos, aun familiares; y otra cosa muy diferente es tener amigos. ¿Por que no es bueno tener amigos de el mundo, o como lo sugiere el titulo “amistades mundanas”? Simplemente porque Dios lo prohíbe. ¿Por qué lo prohíbe? Por la mala influencia que estos amigos tendrían en nosotros, y porque nos harían pecar contra nuestro Dios.

 

 1 Corintios 15:33 “No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres”. Aquí en este versículo la palabra “conversaciones” se refiere a “forma de vida”, “conducta”. Entonces nos dice claramente que la mala conducta o forma de vida de estas personas, van a corromper las buenas costumbres que hemos adquirido como cristianos. Nosotros tenemos un dicho muy popular que ilustra esta gran verdad: “El que con lobos anda a aullar se enseña”.

 

Alguien dice, entonces, ¿No le vamos a hablar a nadie? ¿Entonces como los vamos a convertir? Pero, una cosa es hablarles de Cristo e invitarlos a las reuniones de la iglesia, y otra muy diferente es hacer amistad, intimar con ellos, tener una relación de noviazgo, convivir con ellos, etc., etc. Claro que podemos hablarles de Cristo e invitarlos a los cultos de adoración, pero sin tener una relación de amistad.

1)      No debemos tener amistad con los pecadores. Oigan la advertencia de Dios, en Proverbios 1:10-19… Aquí dice que no hay que andar con los malos, los pecadores. Aquí podemos pensar en los viciosos que nos invitan a tomar, a drogarnos, a robar, a adulterar, en otras palabras nos incitan a hacer lo malo.

 

2)      Pero también tener cuidado con las personas moralmente buenas pero que no son cristianos. Porque, ¿Qué consejos nos podrían dar ellos a nosotros como cristianos, cuando ellos tiene otra fe, otras costumbres? Nos estamos refiriendo a consejos en lo espiritual. 

Ejemplo, si yo le comento a mi “amigo” del trabajo que me siento cansado y que el domingo tengo que ir a la reunión de la iglesia. Imagínense que me va a decir este “amigo”. “Nombre, para que te preocupas, pues no vayas, no te va a pasar nada si faltas una vez”. Ese va a ser el consejo de ese “amigo” porque el no tiene conocimiento ni temor de Dios.

 

 O si le comento que me gusta una muchacha del trabajo y que me gustaría hacerla mi novia, que me de un consejo. ¿Que me va a decir? “No, pues si, esta guapa, pues háblale, invítala a salir, etc.” Porque me dice esto, porque el no tiene conocimiento ni temor de Dios.

3)      Tener cuidado de la mujer adultera, la mujer extraña. Proverbios 2:16-19; 7:5-27… Este es un peligro para el joven cristiano. Salomón lo menciona una y otra vez en sus proverbios. El sabía que el  joven iba a ser atacado por Satanás de esta manera. Este es un peligro para nuestras hermanas jóvenes pero creo que es un peligro más grande para el hermano joven.